En este artículo os daremos consejos y trucos para poder entender a vuestras plantas de marihuana y así poder darlas los fertilizantes que nos piden en cada etapa de su vida, desde el inicio hasta la cosecha, para que así no tengan déficit ni exceso en ningún tipo de nutrientes, los cuales influirán en el crecimiento, floración, sabor...

TIPOS DE FERTILIZANTES:

Lo primero que debemos saber es qué tipos de fertilizantes tenemos y cual nos conviene más, ya que en el mercado encontraremos tanto fertilizantes químicos como orgánicos, ambos serán eficaces y siempre que tengamos dudas al respecto de cual utilizar deberemos preguntar a nuestros expertos. Si el abono es químico siempre tendremos que tener en cuenta que puede dejar desechos en las raíces, por lo que es conveniente "limpiarlas" o utilizar un fertilizante que nos ayude a convertir esos desechos en materia consumible por nuestra planta (como azucares u otras sustancias) antes de proceder a hacer la cosecha. Si por otra parte utilizamos abonos orgánicos tendremos que tener en cuenta que son eficaces pero tienen una absorción más lenta. Para aquellos que utilicen la marihuana como medicinal que utilicen mejor fertilizantes orgánicos para no dejar residuos ni que nos perjudique a nuestra salud.

LOS NUTRIENTES PRINCIPALES EN CADA FASE, FERTILIZANTES BASE:

Dependiendo de la fase en la que esté nuestra planta, necesitará más cantidad de un nutriente o de otro, y siempre tendremos que guiarnos de la cantidad y manera de aplicación que nos indiquen en el envase o en la tabla: - Fase de crecimiento: en esta etapa nuestras plantas necesitarán más Nitrógeno (N), por lo que el fertilizante que utilicemos tendrá que tener altos contenidos en dicho nutriente para que el crecimiento sea óptimo. En esta fase no nos podemos adelantar a la hora de echar nuestro abono de apoyo para el crecimiento debido a que la planta será débil todavía y podría llegar a quemarse, por lo que siempre tienen que superar las 2-3 semanas de vida. Estos abonos ayudaran a que la planta crezca más sana y más rápidamente. - Fase de floración: En este momento nuestras plantas nos pedirán más Fósforo y Potasio ( P y K respectivamente). Empezaremos a utilizar estos abonos cuando ya empecemos a ver los pelitos blancos (pistilos) de la planta y retiraremos todos los abonos un par de semanas antes de la cosecha para que las raíces se limpien de químicos y no nos afecten al sabor y a la calidad final de la cosecha. Si vamos a hacer lavado de las raíces, tendrá que ser en la última semana de esta fase.

ADITIVOS:

A parte de los fertilizantes base que acabamos de explicar, también podemos ayudar a nuestra planta con un extra, con los cuales siempre obtendremos una mejor cosecha con más calidad y cantidad. Las dosis y la aplicación la tenemos que seguir como en los abonos base, utilizando las indicaciones del envase o las tablas y además tendremos que tener en cuenta para qué fase nos vendrá bien. Así pues, dentro de estos aditivos tendremos muchísima variedad, como por ejemplo: Vitaminas: mejorarán el metabolismo y la salud de la planta además refuerza la formación de flores y resina, activa las hormonas de floración y crecimiento Potenciadores de crecimiento y floración: ayudarán a las bases en estas fases aportando más nutrientes, como el Terra Flores. Aceleradores de la floración: con los cuales conseguiremos que el tiempo de cosecha sea algo más corto ya que regula el tamaño de las flores. Nutrientes específicos para las raíces: éstos tienen la función de fortalecer las raíces de nuestras plantas, lo que hará que sean las grandes y absorban más nutrientes del substrato, como consecuencia la planta se hará más grande y obtendremos tallos más gruesos. Extractos de enzimas para descomposición de residuos: como hemos comentado anteriormente, si utilizamos fertilizantes, es normal que en las raíces queden restos de dichos abonos, estos aditivos se encargan de descomponerlos y transformarlos en azucares para que sirvan como alimento para la propia planta. También descompondrá las raíces muertas. Potenciadores de cogollos: su finalidad es engordar y compactar los cogollos, por lo que pesarán más y obtendremos cogollos de mayor calidad y peso. Calibradores de PH: el ph es muy importante, debido a que un buen nivel de ph hará que la planta absorba los nutrientes mucho mejor. Por esta razón encontraremos en el mercado tanto medidores de ph para poder saber si el ph de nuestra solución nutriente está en buenas condiciones y preparados para poder subir o bajar dicho ph según necesidad.

¿QUÉ LE PASA A TU PLANTA?

  • Tiene un crecimiento lento con los tallos rojizos, esta como pálida y empieza a amarillear por abajo, esto es à déficit de nitrógeno.
  • Tallos rojizos, crecimiento raro o lento, hojas inferiores más oscuras u hojas amarillentas à déficit de fósforo (este es mas difícil de corregir y solo lo notaremos en las hojas nuevas)
  • Los bordes de la hoja se rizan y muerte de la planta à déficit de potasio (en este aspecto influye mucho el nivel de ph)
  • Exceso de mucha hoja osea de follaje, ramas y tallos débiles, la maduración de los cogollos se retrasa, hojas muy oscuras y decaídas y muy vulnerable frente a las plagas à exceso de nitrógeno
  • Bloqueo de microelementos como el zinc à exceso de fósforo
  • Bloqueo de otros microelementos como zinc, calcio, magnesio… à exceso de potasio.

IMPORTANCIA DE LOS MICROELEMENTOS

Potasio (K): Se encarga de la multiplicación de las células, y ayuda a la planta a ser más resistente a las heladas y a las sequías. Fósforo (P): aumenta el olor y sabor de nuestras plantas además de ayudar en la maduración de las flores. Nitrógeno (N): impulsa el crecimiento.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.