Efectos del agua sobre el cultivo y la calidad de la marihuana

El agua es vida y por ende, uno de los elementos más importantes para que las plantas crezcan. Ésta debe ser usada de manera adecuada -ni mucha, ni poca- para conseguir cosechas increíbles. Para que se puedan obtener los mejores cultivos, se necesita aire, luz y agua. Las zonas que cuentan con mayor cantidad de precipitaciones, tienen vegetación abundante y densa y a medida que ésta es más escaza, su vegetación también lo es. Conoce cuál es el papel determinante del agua en la siembra de cannabis.

La importancia del agua en la fotosíntesis del cannabis

Todo incide sobre un proceso fundamental de las plantas que es la fotosíntesis. Con ella, la clorofila que posee la planta capta la luz del sol y rompe la molécula de H20 o agua, separa el hidrógeno del oxígeno y lo libera hacia la atmósfera. Para seguir con el ciclo, el hidrógeno se acopla al dióxido de carbono que tiene el aire y esto trae como resultado la producción de compuestos orgánicos, uno de ellos es la glucosa. Poco a poco, se van desencadenando otras reacciones propias de la naturaleza que permiten el crecimiento de la planta y que dan por sentado la importancia del agua no sólo para ellas, sino por el planeta y el reino animal. marihuana2

¿Cómo es el agua en España?

Todos los ayuntamientos de España, cuentan con purificadoras de agua que utilizan cloro para hacerla más potable, sea de ríos o manantiales. Ellas pueden estar compuestas de sales, calcio y magnesio en mayor o menor cantidad, dependiendo de la zona en la que estén. Cuando las aguas tienen alto contenido de sal, se denominan ‘‘aguas duras’’ y cuando el contenido de sal es bajo, es conocida como ‘‘aguas blandas’’. Aunque el cloro no es malo debido a que potabiliza el agua y mata todo tipo de bacterias que puedan estar en las aguas, las dosis que se usan no son dañinas para los seres humanos, pero sí para las plantas. El principal efecto que tiene el exceso de cloro en el agua sobre las plantas es que quema sus raíces, mata los microorganismos y las bacterias que están en el sustrato o fertilizantes orgánicos, lo que se traduce en un crecimiento lento del cannabis.

¿Cómo hacer el agua más potable?

Cuando poseemos un cultivo pequeño, sólo tenemos que dejar reposar los tobos algunas horas antes de emplearlos. El problema se presenta cuando debes abastecer de agua grandes cultivos. No solo el cloro es el principal problema que tiene el agua que usaremos para nuestras plantas, sino que también está la concentración de sales. Esto se puede controlar con un medidor de electroconductividad. Debemos tener en cuenta que 0.01 a 0.14 ms/cm2 el agua es muy blanda y a partir de 0.64- 0.84 ms/cm2 el agua es muy dura. Cuando el agua es blanda, beneficia nuestros a cultivos de cannabis, pero en cambio, si es dura, perjudica a la planta de manera tal que, algunos elementos como el fósforo constituyan fosfato de calcio, el cual impedirá que la planta absorba nutrientes. Algunos cannabicultores optan por comprar aguas minerales, pero a largo plazo es algo insostenible -económicamente hablando-. La recomendación que te damos, es que instales -en el caso que vivas en una zona en donde el agua es muy dura como en las islas o el sureste de España- un filtro de osmosis inversa, como el de Growmax Water que es un sistema ecológico que posee una capacidad de filtración de 1000 litros por hora Con este sistema, el agua pasará por una serie de filtros que se encargan de eliminar los sedimentos con los que viene ésta y descarta hasta un 95% las sales disueltas o metales pesados, haciendo que el agua sea 100% potable y nada dañina para tus plantas y cultivos.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.